Tetimonios de alumnas: Eva -Terapeuta

Mi nombre es Eva , tengo 50 años y soy terapeuta.
Desde que yo recuerdo he sido una mujer tímida para relacionarme con otras personas, no me siento cómoda en reuniones con mucha gente y especialmente con desconocidos. También recuerdo sentirme avergonzada de mi cuerpo y de mí misma en general.
Tengo pánico escénico, me da un miedo horrible sentirme expuesta, juzgada, mi perfeccionismo me causa una gran insatisfacción, todo esto me ha hecho sufrir.
Cansada de vivir así, probé muchas terapias y si bien es cierto que me han ayudado en parte, no conseguía salir de esa insatisfacción e inseguridad. Y seguí buscando y buscando hasta dar con las clases de Danza Sensual Terapéutica.

clases-danza-sensual-terapeutica

¡¡Una de las mejores decisiones de mi vida!!

 

Decidirme no fue fácil, tenia dudas y sobre todo me planteaba si me sentiría cómoda. La primera clase la sentí como una terapia de choque, lo mejor es que me enfrenté a todos esos miedos y descubrí asombrada que me resultaba divertido, fue un día estupendo con un subidón de autoestima y seguridad.
 Conecté con una alegría auténtica y potente que estaba oculta dentro de mí y que se hallaba sepultada por normas, miedos y condicionantes.

Desde entonces me atrevo más, me río más, me expreso más, me relaciono más otras personas -ya sin tanto miedo- y sobre todo me quiero más, llevo 6 meses en las clases y el balance es ¡¡ESTUPENDO!!

 ME QUIERO MÁS

En un taller con La Beti, con mis compañeras y Gema Martín

En un taller con La Beti, con mis compañeras y Gema Martín

*
Gema Martín es una profesional enorme, con  muchas herramientas y una gran intuición para hacerte salir de tu zona de confort y que te sientas cómoda y te diviertas, con ella he pasado de ” Esto no puedo o no se hacerlo ” a  “LO HAGO”.
Para mi sus clases han sido una terapia rápida y efectiva, y la gran lección que he aprendido es que puedo  afrontar los retos no desde un punto mental donde hay miedos y dudas,  sino con todo mi cuerpo lleno de intuición y fuerza.
Gema como persona es adorable, no hay duda que en esto coincidimos todas las alumnas.
Y por si todo esto fuera poco mis compañeras de clase son unas mujeres maravillosas, desde el primer momento te hacen sentir complicidad con su cariño y ayuda, hemos creado un grupo genial donde crecemos y nos apoyamos entre todas.
Recomiendo 100% las clases de Gema Martin, lo único que lamento es no haber empezado antes.
*
Mil gracias Gema
Mil gracias chicas
Os quiero, besos.
Lilith
 amor
6 comentarios
  1. Beatriz
    Beatriz says:

    Mi bellísima Lilith!!!

    Que gran descubrimiento de mujer has sido para todas nosotras!!!!

    Todavía me acuerdo tu primer día de clase, tan tímida, tan callada, tan escondiéndose de todo, tan observadora, tan dudosa…pero a la vez con esa carita dulce y esa vocecita aun más cálida si cabe,que tu aspecto tan adorable!

    Y ahora…… mirate Lilith, el cambio es impresionante, vale que no te gustan las pelucas ratas (según tu claro) pero ahora la timidez se fue, y cada sábado se presenta ante nosotras una mujer espectacular, fuerte, poderosa, inquieta, llena de vida, alegre, y risueña que se presta ayudar a comprender y a escuchar que nos arropa con su calidez y nos aporta su madurez , es maravilloso tenerte con nosotras cada sábado porque aportas muchisimo al grupo y a mi en particular porque contigo me siento en paz y tranquila.

    Un auténtico placer tenerte cerca y ver como floreces cada día, dando más de ti y dejándonos ver cada día un poquito más de esa mujer maravillosa que eres!!!

    No dejes nunca de ser como eres y hacer lo que haces, eres realmente espectacular!

    Love you mil ❤

    PD: Q sepa usted señorita q aun con la peluca rata esta usted guapisisisisisisiisma, porque lo siento chica pero es usted todo un PIBON! !!

    Responder
  2. Gema Martín
    Gema Martín says:

    Mi querida Lilith, recuerdo las dudas y miedos que tenías antes de apuntarte a las clases y las veces que hablamos por teléfono y por mail, recuerdo que incluso viniste a ver una clase desde la puerta porque no querías ni entrar.
    Han pasado seis meses de entonces y te aseguro que me faltan las palabras para expresar lo orgullosa que me siento de ti. Te admiro profundamente, tu coraje, tu entrega, la capacidad de enfrentarte a tus miedos, tu generosidad infinita, el amor que desprendes con todas. Eres absolutamente maravillosa y bella en cuerpo y alma. Gracias por existir en nuestras vidas.

    Responder
  3. Daniela
    Daniela says:

    Querida Lilith,
    Eres encantadora y me alegro mucho por haberte conocido. Eres una más dentro de este grupo de mujeres tan especiales. También me alegro que te sientas mejor contigo misma y que sigas tu camino cada vez más contenta y segura. Un beso muy grande con cariño, Daniela

    Responder
  4. Lucrecia
    Lucrecia says:

    Lo primero que me llamó atención de ti fue tu nombre Lilith y no te conocí tímida en la puerta, ya he conocido a LILIHT con mayúsculas y es que eres una gran mujer con gran sonrisa y dos brillantes por ojos, comparto contigo que el grupo de los sábados con Gema a la cabeza es algo muy especial que me permite sentirme MUJER
    Gracias a todas

    Responder
  5. INMA
    INMA says:

    Querida compañera Lilith…… desde el primer día las dos cruzamos la mirada pensando qué hacíamos en un grupo de mujeres tan fuertes y poderosas y si nosotras algún día podriamos llegar a bailar cómo ellas….jajaja, han pasado muchos meses, y hemos compartido un montón de risas, bailes en estas clases tan geniales, y maravillosos ratos….cada palabra de Beatriz describe a la perfección el pedazo de mujer que tenemos la gran suerte de conocer…. !!!!! eres maravillosa… y con Gema nosotras si podemos conseguir bailar como ellas….jajajajaja

    Responder
  6. Rosa
    Rosa says:

    No sabes cuánto celebro, adorable Lilith, todos esos cambios tan maravillosos de los que hablas. ¡Enhorabuena! Debes saber que desde fuera se percibe perfectamente esa evolución tan maravillosa y enriquecedora: en cada clase veo en ti a una mujer mucho más segura, atrevida y convencida de su potencial, No has sido ni serás la única que busca en estas clases trascender todas esas odiosas trabas mentales que no nos dejan ser quien realmente queremos ser: el miedo al ridículo, el pánico a ser juzgadas, la sensación de no ser lo suficientemente buenas… tantos y tantos obstáculos que nos ponemos nosotras mismas ¡sin ayudas externas, nosotras solitas! Lo cierto es que leyéndote he recordado muchas de mis inseguridades, y al igual que tú, ya me van pareciendo cosas del pasado que ni se sostienen ni tienen sentido alguno. Así que sólo espero que sigamos aprendiendo juntas y conseguir llegar poco a poco a ser nuestra mejor versión. Para mí es un auténtico placer compartir estas vivencias contigo y con todas las demás.
    Sólo quiero añadir que eres una mujer valiosísima, llena de energía, generosidad y sabiduría; me encanta tu calma, tu sentido del humor y el esmero que pones en todo lo que haces. Y aunque te cueste creerlo ¡estás guapa con cualquier cosita que te pongas, incluida una peluca rubio platino!
    Un besazo enorme

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *