Me entran sudores y no es de calor, MUJER 4.0- parte 1

Chicas, no se vosotras pero he entrado en crisis. Socorrooooo

Cada día se hace más evidente que no estoy a la altura de lo que se espera de una mujer del 2017 y lo peor es que creo que para los próximos años va a ser peor. ¡Qué voy a hacer por Dios!

Mujer 4.0 ( algo así lo llaman). Una mujer que ante todo le falta tiempo para vivir por estar metida en la velocidad con la que hace miles de cosas cada día. Evidentemente habrá más opiniones al respecto sobre esta moderna denominación, pero hoy, quiero aportar la mía.

Entre ser una mujer emprendedora y con éxito, estar buenísima, follar como una loba , no envejecer, hacérmelo mirar por aquello de ser consciente de ser mejor persona, ser super productiva en casa, con los niños y el perro, estar siempre de excelente humor; ser una cocinera maravillosamente sana, ir siempre super arreglada y monísima aunque solo sea a por el pan, tener una vida social de altura, hacer yoga y running con una ropa fit maravillosa y ser super feliz cada día… de verdad que no doy a basto. Necesito vuestros consejos.

 

Este post, está escrito en clave irónica porque sinceramente estoy harta de tanta presión por todas partes. Ser una mujer en esta sociedad es todo un reto y un desafío y me temo que una buena parte nos la hemos buscado nosotras solitas.

Tanto hablar y criticar el patriarcado y acabamos siendo unas borregas de tomo y lomo.

Tragamos y aceptamos con la intención de ser más perfectas cada día. ¿Quién dijo que no somos perfectas ya? Si pensamos que tenemos que ser mejores, significa que ahora somos defectuosas y sin duda, ese pensamiento al universo le pone muy triste, de eso estoy segura. Me temo que debe estar hasta el moño.

Desde luego que estoy a favor de cuidarnos, mimarnos y amarnos a nosotras mismas. Entrar en el abandono y la dejadez no habla muy bien de amar a nuestro cuerpo. Eso sí, con cabeza por favor, desde el corazón, no desde la mente.

 

Aunque tú no ames a tu cuerpo, tu cuerpo siempre te ama a ti

 

Bueno, vamos por partes, hoy vamos a entrar en la locura del cuerpo, ya entraremos en otras facetas. Porque reconozcámoslo es una auténtica neurosis. Nos devora la autoestima, nos vuelve esclavas, perfeccionistas, dependientes, insatisfechas y una larga y desagradable lista de emociones. Analicemos todo esto con un poco de humor.

Dicho esto, ha llegado el momento de ponerte cómoda, servirte un vino bien frío y tomar asiento, vamos a reírnos juntas un buen rato:

 

Dientes: Super blancos y perfectamente alineados, si hace falta me hago ortodoncia a los 80. Tener una sonrisa deslumbrante y atractiva es una de las máximas de las famosas y nosotras no vamos a ser menos. ¡Estaría bueno!

El pelo: El capítulo del pelo es punto y parte y me voy a extender porque no puedo ni quiero evitarlo.

¿Aún no te has enterado de que los colores de este año son el bronde, ronze, y las mechas balayage y babylights? Si no has entendido nada amiga, es que no estás en la onda 🙁 empieza a ponerte al día.

¿Aún sigues con tu pelo intacto, pero bueno, y ¡encima con canas!? ¿En qué estás pensando criatura?

¿Pelo encrespado? ¿puntas abiertas? ¿a caso tienes poco pelo? ¿ no tienes una super melena que te llegue a los pezones? Eso es porque te lo cuidas poco, pero tranquila voy a ayudarte. Aquí va una lista de productos imprescindibles en tu neceser:

Champú: full repair, desintoxicantes, matizadores, hidratantes, con pigmentos de color, energizantes, anticaída, con aminoácidos y vitaminas, de olor a coco, frambuesa, cítricos refrescantes… y muchos más. Tienes para probar uno diferente cada día del año. ¿Que te parece? te he visto sonreir.

Acondicionador: Es clave para tener un pelo chupi, da ese toque final que me pone cachonda. Hidratantes, antioxidantes, anti caspa (es poco elegante tener caspa), emolientes, con queratina y ceramida, con texturas sedosas y ligeras que no apelmazan el cabello…

Mascarilla: Lo siento chicas, sin mascarilla no hay paraíso. La mascarilla usada dos veces por semana es el extra de brillo y deslumbre de tu cabello, evita las odiosas puntas abiertas, fortalecen y reparan. Imposible vivir sin ellas.

Con acido hialurónico, reparadoras, ricas en vitaminas, antifúngicas (otra vez con la dichosa caspa), desegrasante, alisadoras, para combatir las puntas abiertas, con aroma tropical

 

¡Arriba las super melenas!

 

Champú en seco: Otro imprescindible beauty. No solo limpia tu cabello en pocos segundos sino que además te aporta un extra de volumen. Es ideal para refrescarte el look después de un día intenso como mujer 4.0. ¿no habrás sudado? ¡¡horror!! No esperes más y mételo desde ya en tu bolso.

Ampollas de colágeno: ¿Creíais que me había olvidado de las maravillosas ampollas de colágeno? para la lucir la mejor de las melenas nunca hay que olvidar este pequeño aliado. Un total repair que te volverá loca de remate.

Protector para el calor: Si eres como la mayoría seguro que utilizas secador, plancha, rizador, twist secret, rulos con tecnología de iones super top…y por tanto, estoy segura que no te falta en el neceser un buen protector del calor. Está claro, ir a la última tiene sus cosillas pero no importa, nosotras estamos super preparadas para todo 😉

Fibras capilares: Está claro, tener poco pelo no está nada de moda. Una buena dosis de fibras capilares terminará con ese problema para siempre jamas y podrás lucir melenón a tutiplén.

 

¡Toma invento!

 

Serúm: Magnifico entre los magníficos, el serúm te asegura una buena reparación, hidratación, brillo, evita las roturas y un largo etcétera. Y dirás, pero para eso ya están el acondicionador, la mascarillas, las ampollas, el protector…ya, pero no es suficiente.

¿Quieres tener una super melena de las que quitan el hipo sí o no? pues ale, a comprarte un buen serúm maja.

Productos de fijación: Mmmm… estos me rechiflan. Son los beautips para que tu cabello sea la estrella de cualquier fiesta: geles, gominas, espumas, sprays, ceras o patés de peinado (no me digáis que no pone bruta echarse un buen paté en el pelo, es lo más), lacas…

 

¡¡Ay no se cuál elegir!!

 

Peines y cepillos: De puas finas, anchas o redondeadas, de cerdas de goma o naturales, para grooming ¡ay perdón que este es para perros! (que por cierto, también tienen una gama de productos maravillosos), para cardado, para dar volumen, para aportar brillo… , prepara un buen armario en tu cuarto de baño y no te quedes sin tu colección para cada momento y ocasión.

Accesorios: Ahora que ya tenemos un brillo y una melena que produce ceguera a todo aquel que la ve, solo nos queda adornarlo un pelín más con algunos detallitos sencillos.

¿Qué me decís de unas bonitas horquillas con motivos florales o vintage?

Otra buena opción es un elegante turbante que deje entrever unos mechones, o una banda flúor para la playita a juego con las gafas de sol, qué tal unas diademas para un toque dulce e infantil, tal vez unas coronas de flores o joyas para dar luz a esos días en los que estamos tristona o lo más de lo más, un coletero con perlas o estampado maravilloso que imprime un toque de distinción en una coleta alta…

Como veis,  no hay excusa para no tener un cabello 10 los trescientos sesenta y cinco días del año.

 

¡¡Animo chicas!!

 

Como super womans de éxito, tenemos abundancia económica y temporal de sobra para esto y para más.

No olvides que para tener un cabello sano y precioso es necesario hacer un esfuerzo,  pero al final siempre, siempre, siempre tiene recompensa. Cuando vayas por la calle y  partas cuellos, te alegrarás de haber hecho ese pequeñísimo esfuerzo  y haber incluido todo esto en tu rutina diaria. ¡A por ello!

Continuará…

Vosotras ¿qué opináis? Compartid vuestros consejos, vuestra visión y sentir al respecto.

Es importante para todas:)

Si te gusta este artículo compártelo porfa  ¡¡GRACIAS!!

2 comentarios
  1. Sandra
    Sandra says:

    ¡Hola, guapa!
    ¡Parece que te has metido en mi cuarto de baño! ¿por qué negarme a decirte que no me veo más que reflejada?
    Pero no quiero responderte sólo por esto, sino que he pensado en este artículo más de una vez, tras leer un estudio de Teresa López Pardina titulado “El cuerpo de las mujeres como locus de opresión/represión”
    En este expone, y por mi parte con toda razón, los puntos de vista de Simone de Beauvoir y de Michel Foucault acerca de la situación que seguimos teniendo en la sociedad bajo la pregunta de si la desventaja que tenemos al tener cuerpo de mujer y, con ello, los modelos de imposición que tenemos bajo “la situación de dominación de las mujeres en la nuestra sociedad patriarcal y la consideración de su cuerpo como un lugar de opresión/represión”
    Y es que tenemos estos gestos como instalados en nuestra mente ya que venimos desde pequeñas (involuntariamente) educadas para cuidar de nuestro cuerpo, nuestra presencia, y nuestro entorno. Tenemos que ser nosotras, saber salir adelante y quitarnos esa etiqueta de ser <> Y, sí, no dudo que quiero cuidarme, estar a gusto conmigo misma, poder ponerme guapa y vestir como me guste, pero sencillamente por eso, porque quiero ser yo, y no porque tenga cuerpo de mujer y que la sociedad me lleve como ella quiera sólo por ser mujer. Hasta entonces, seguiré usando todo eso cuando me lavo el pelo (y ahora en verano, se te ha olvidado mencionar, el serum para que no se me reseque tanto el pelo 😉 )

    Responder
    • Gema Martín
      Gema Martín says:

      ¡Hola, Sandra!
      Estoy totalmente de acuerdo con la reflexión de Teresa López Pardina y también creo que cada mujer es un mundo y que cada una debemos elegir nuestro camino en cada una de las facetas de la vida. Desde luego, hay una gran parte de manipulación e intereses económicos para los que se utiliza el cuerpo y la emocionalidad de la mujer de forma insultante, véase: moda, ejercicio físico, cirugías, incluso en nuestros embarazos y partos entre otras muchas cosas. La lista sería enormemente larga.
      Al final concluyo que lo más importe para mí es: ¿Desde que pensamiento estoy haciendo esto? hago todas estas cosas porque sino no me siento deseable, o suficientemente guapa o guay, o tal vez existe un miedo a no resultar elegida…
      Para todo ello debemos ser muy honestas con nosotras mismas y de esa forma al menos, estaremos en coherencia con nuestro ser.
      Por cierto, para mi hidratación del cabello en verano utilizo simplemente aceite de coco 😉
      ¡¡Maravilloso!!
      Un abrazo enorme preciosa

      Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *