Mujer y tierra, maravillosas fuentes de vida

Una de las mejores formas de volver a nuestra esencia femenina es el contacto y el respeto con la naturaleza.  Mujer y tierra son maravillosas fuentes de vida.

Vivimos en una sociedad en la que cada día nos resulta más difícil estar conectadas con nosotras mismas. La mujer más que nunca necesita sentirse, vivirse, quitarse pesos, pensamientos que merman su poder y  creencias arcaicas que fomentan la culpabilidad.

Las mujeres necesitamos comenzar a disfrutar de la libertad de nuestro ser femenino.

La tierra es un gigantesco útero que día tras día crea vida, es esa gran madre que nos acoge en su seno, nos alimenta, nos regala un bello y acogedor hogar, sostiene nuestros cuerpos y almas y nos da todo lo que necesitamos para sanar nuestras enfermedades.

El ser humano vive mutilando y agrediendo a la madre tierra de mil maneras, lo que repercute en el sagrado femenino y en el espíritu de cada mujer. Ese daño a la tierra es un daño hacia nosotras.

La tierra es mutilada con talas masivas de árboles, a las mujeres se nos extirpan nuestros úteros con mucha facilidad. Los vertidos contaminan los ríos y mares, nosotras nos contaminamos recibiendo relaciones sexuales sin el amor y el respeto que nuestros cuerpos merecen.

Muchas mujeres por todo el mundo trabajan con gran corazón cada día, con el firme propósito de que no perdamos nuestra conexión con nosotras mismas y con otras mujeres.

Seamos conscientes de lo que realmente somos y amémonos a nosotras mismas y a nuestros cuerpos, volvamos al placer, a soltar la inhibición, a liberar el cuerpo.

Amemos a la madre tierra y volvamos a su regazo, pongamos consciencia en este mundo para protegerla y evitar los efectos de sobre explotación devastadores que estamos viviendo.

Creemos espacios para compartir con otras mujeres y crecer juntas

Os dejo estas palabras de la gran Casilda Rodrigañez:

EL LATIDO DEL ÚTERO

“Todo lo que está vivo, pulsa, late, sigue un ritmo.”

“La sexualidad femenina es correlativa a la sexualidad primal de todas las criaturas humanas. Lo que se castra en la mujer nos da la medida de lo que se castra en todas las criaturas humanas.”

“El retraimiento o inhibición de la pulsión del placer produce el retraimiento en todos los niveles, el bloqueo, el acorazamiento.”

“El latido del útero, o sea, el movimiento de contracción-distensión de sus fibras musculares, es también el movimiento de la distensión del trabajo de parto. Por eso hay partos orgásmicos.

Por eso también el mandato bíblico asociaba el parto con dolor y la enemistad con la serpiente (la representante de la sexualidad de la mujer).”

“La recuperación del útero pasa por la actitud de reconocimiento del placer en el cuerpo; soltar la contención interior para soltar el útero; si el útero se suelta, todo el cuerpo va detrás.”

“El movimiento de expansión del placer se produce en todos los sistemas de nuestro organismo, a todos los niveles (plasmático, celular, tejidos, órganos, etc.) estableciendo el ritmo unísono necesario para su funcionamiento sinérgico.”

“El destino orgánico de todos los cuerpos es hacerse regazo y no coraza.”

“Restablecer lo básico de la vida, y volverá el sentido común, y todo lo demás se arreglará por sí solo.”

Citas de Casilda Rodrigáñez Bustos, escritora, bióloga, investigadora, activista y mamá.

Fuente: Website de Casilda https://sites.google.com/site/casildarodriganez/
Elaboración: El blog de Lidia Estany http://lavidaintrauterina.blogspot.pe/

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *