10 excelentes formas de embellecer tu vagina

¡¡Hola amores!!

Ya que en el anterior artículo hablamos de nuestro maravilloso amigo el clítoris, voy a continuar con algunas recomendaciones sobre el cuidado de nuestra vulva y vagina.

 

 

  • Aunque parezca una obviedad voy a insistir en esto, hay que limpiarse de delante hacia detrás. Es decir, empiezo colocando el papel en el pubis o monte de Venus y termino en el ano. ¡OJO! si necesitas limpiar más, tira ese papel y coge uno nuevo, nunca utilices el mismo, pasarías los gérmenes del ano hacia tu vagina.

  • No es recomendable utilizar jabón directamente sobre la vulva, pon el jabón en la zona del vello púbico y frótalo limpia cuidadosamente con tus dedos con la espuma que va cayendo. Utiliza jabones preferiblemente ecológicos y suaves, y recuerda que es mejor no usar jabón todos los días. Un día sí y otro no es más que suficiente, y te asegurarás una flora bacteriana fuerte y sana.

 

  • A la hora de secarte hazlo por presión y no por fricción recuerda que la mucosa y el tejido vulvar y vaginal son delicados y deben mantenerse lo más íntegros posible. Si puedes utilizar una toallita delicada y limpia solo para esa zona, mejor que mejor.

 

  • Nada de tonterías de desodorantes vaginales, ni blanqueantes con olor a florecitas ni otras porquerías, no molan nada. Cada vulva es hermosa como es y es mejor que esté sana a cambiarle el color ni el olor ¡alucino de hasta donde puede llegar el consumismo! Nuestra vulva tiene su maravilloso olor que varia según el momento del ciclo en el que estamos, aprende a conocerlo y disfrutarlo.

 

           No olvideis que ahora también quieren estereotipar nuestras vulvas, y crearnos la idea de que tienen que se como las que se ven en las pelis porno (operadas casi todas). Hacernos creer que nuestras vulvas no son bonitas y crearnos un sentimiento de rechazo se ha convertido en negocio. ¡no lo olvides!

Ama a tu vulva por favor

 

  • Las compresas mejor de celulosa que de esas con aspecto plástico y nada de esas que llevan esa chorrada del odor control. La sangre de nuestra querida menstruación no huele mal, huele a sangre, a metal porque contiene hierro, nada más.

 

  •  Los tampones solo cuando sea imprescindible, no permiten el buen vaciado de nuestro útero ya que  no absorbe los coágulos que se producen en los días de sangrado más abundante y los obstruye.

 

  • Hidrata la piel de tu vagina con aceite de coco ecológico, le viene genial y le da un aspecto precioso (asegurate de no ser alérgica)

 

  • Si tienes tendencia a cistitis o infecciones vaginales, lávate solo la zona perineal y el ano antes de las relaciones sexuales, tu pareja que se lave los genitales y el ano. Posteriormente una vez finalizado el encuentro sexual, lávate otra vez y está vez,  incluye tus genitales. Recuerda hacer pipí antes y después de las relaciones sexuales.

 

  • ¿Qué tal un Spa vaginal? Suena bien ¿verdad?. Un proceso sanador y rejuvenecedor al mismo tiempo. Prepara unas hierbas medicinales según lo que necesites y haz baños de asiento vaporizando tus genitales. Recuerda que hay plantas para todo: aliviar los dolores menstruales, favorecer la fertilidad, mejorar los miomas, levantar la pasión y el deseo…

 

  • Ojo a los famosos tangas, promueven un intercambio de bichos impresionante. Mi recomendación es que utilices braguitas de fibras naturales y a ser posible ecológicas. Resérvate la lencería mas hot para los momentos especiales 🙂

 

Por si no has leído el post en el que hablo sobre nuestro maravilloso clítoris, aquí tienes el enlace:

Si te ha sido útil, COMPARTE PORFA, todavía existen muchas mujeres que sufren la tiranía de esta sociedad por desconocimiento de sus propios cuerpos. Todo lo que ayude a que las mujeres nos sintamos más libres y a gusto con quién somos y con nuestros cuerpos -sean como sean- nos hará más felices.

¡Gracias a todas!

Super abrazo,

Gema Martín

2 comentarios
  1. ROSA
    ROSA says:

    ¡Por fin un decálogo de recomendaciones para nuestra vagina que no tiene desperdicio!. Es cierto que apenas atendemos ese tesoro de nuestra anatomía; Cuidamos más cualquier otra parte de nuestro físico antes que dedicarle unos mimos más que merecidos. Nos han hecho creer que tenemos que avergonzarnos de su aspecto y de su olor, y es una creencia totalmente errónea. Me parece genial que le hayas dedicado este post porque ¡NOSOTRAS LO VALEMOS Y ESTAMOS ORGULLOSAS DE NUESTRAS VAGINAS!
    ¡Gracias Gema por haberlo dejado todo tan claro, y también por tus recomendaciones para cuidarla como se merece!

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *